Google Analytics Alternative

domingo, 18 de diciembre de 2016

Los indecentes de la faz de la Tierra

Conversando en un bar sobre si era lógico o no la tortura de animales para dar espectáculo, me di cuenta que los argumentos con los que se  defienden tal fiesta, eran  que en su base sostenían una tradición antigua, incluso más allá de los textos escritos por los antiguos Griegos, algo que parecía estar grabado a fuego en la piel del hombre, cosa que no negué y di por verdadero. Pero el hombre en su día, en ese momento tan antiguo se veía como un animal más, y seguro que demostrar la pericia en combate con tal bestia sería sin duda un momento glorioso, pues hablamos de la edad del Bronce, herramienta que a duras penas mantendrían su rigidez y eficacia durante el duelo. En el transcurso de la conversación las diferencias sobre el entender la tortura como tal, o como un festejo iban distanciándose cada vez más, de tal manera que los dos nos dimos cuenta que las leyes son necesarias, y todo hombre, animal o terreno que no esté protegido por ellas es un objetivo a destruir. Yo abogo por el derecho de los animales, y soy consciente de la necesidad de blindar a la naturaleza con ellas, pues es la única manera de hacer consciencia sobre los demás.

El caso de de los curas y el abuso a menores también es algo que entiendo como tortura, y no como casos aislados, pues si hablamos de tiempos antiguos nos damos cuenta que la iglesia a exterminado a pueblos enteros, a torturado a inocentes, ha llevado a Europa a la oscuridad intelectual y a guerras por hacer de la Fe una herramienta de poder perversa, ha permitido y argumentado con mentiras la esclavitud infravalorando a las razas, a dado de comer y de beber al que no lo necesitaba pidiendo las limosnas a los que no tenían nada, y todo esto ha sido por la falta de leyes, o mejor dicho, no se han implementado por seguir manteniendo la lujuria en una institución que a base de pecados ha conseguido elaborar un subconsciente colectivo equivocado “Tanto tienes, tanto vales”

España, como muchos sabemos fue un Imperio maldecido y hechizado desde el año 1700. La llegada de Felipe V de Borbón al trono fue como un verdadero rey hubiera esperado, agitada, una cuestión asumible si se hubiera acertado con el candidato, ya que desde que Felipe V de Borbón ocupo el trono de España comenzaron las guerras internas entre españoles, reduciendo aquella basta e impresionante extensión de tierra en cenizas, para terminar dejando 17 autonomías mal avenidas, la perdida de América, Gibraltar, las innumerables guerras malgastadas contra los Ingleses, las Filipinas, las costas de África, la perdida de los territorios Europeos, la invasión de los Franceses, Cuba, las guerras civiles y entre ellas, la ultima que termino en el año 1939 tienen un denominador común, la familia Borbón, una familia que ha llegado a destruir un Imperio y va por el camino de concluir la faena con España. Ser poseedores de un carácter servil no ha traído más que problemas al pueblo español, es una familia toxica que ha demostrado molestar para el buen entendimiento de sus pueblos, ya que ni siquiera han hecho nada por cerrar las heridas de esta última guerra, pues aun siguen familiares de compatriotas tirados por el suelo, personas que hoy están formando parte de nuestro entramado social, taxistas, conductores de tren, policías, militares, amas de casa etc.

Este nacionalismo que predican algunos es anti español y dañino para su población, pues solo está beneficiando a pequeños sectores que siguen funcionando de la misma forma que hace trescientos años, los que siguen repartiéndose los trozos que van arrancado a nuestra España con mentiras, incompetencia y descaro, ofreciendo las decisiones y las miserias de su pueblo a oportunistas y especuladores, los españoles no nos merecemos tanto incompetente, y las instituciones merecen que se les meta mano y se extirpen algunos aspectos equivocados de lo que necesitan los españoles. Así que…
¡ A mí la Legión! 

domingo, 11 de diciembre de 2016

No entiendo la vida sin ellos.

La mayoría de los libros de historia no se hubieran podido escribir sin su presencia, y contar un relato histórico dejando al lado a estos protagonistas dejaría sin duda una narración insípida y sin contenido solido que la sustente. El ejército es, y ha sido el eslabón más alto en el que el hombre ha podido transformarse, las estrategias, las Artes Marciales, el armamento y la disciplina ante la posibilidad de perder la vida es sin duda la máxima expresión a la que un pueblo puede llegar, sus héroes son hijos, hermanos, padres y madres de las personas que lo componen, y sentirse orgulloso de quiénes son tus amigos y familiares te da tranquilidad y paz. 

Pero los tiempos que hoy vivimos son sin duda escalofriantes, pues el armamento al que han podido tener acceso algunos ejércitos han creado muchas desigualdades, y no siempre han ofrecido el servicio al pueblo, sino más bien han ido decantándose por unos amos, que si bien merecen un adjetivo que los definan con sinceridad es el de “corruptos”, ya que sus acciones han ido más encaminadas al ataque y la invasión, que a la defensa y la protección, y tal como parecen actuar algunos países, sus ejércitos y los hombres que lo forman terminaran trabajando para el que pueda pagar sus nóminas. Si los países se siguen endeudándose, y sus instituciones siguen aumentando los números rojos por la mala gestión de sus respectivos gobiernos, las fuerza armadas terminaran trabajando para cualquiera, y con seguridad para el capital privado. “La corrupción en la política no es el que unos pocos se llenen los bolsillos, sino lo que son capaces de permitir a otros para poder llenarlos”

El ejercito en un Sistema justo tendría mucho más trabajo del que tiene ahora, y no sería solo el de empuñar un arma, que también es necesario, sino la de proteger y reparar errores que se cometerán si la humanidad quiere salir y explorar el Universo, ya que la producción y la contaminación irían de la mano, pero si uno de los valores de las fuerzas armadas es la protección, la contaminación se convertiría en un enemigo al que abría que exterminar. La creación de una gran ciudad en medio del Sahara cercaría toda insensatez, residuos y humos serian controlados, el aprovisionamiento de agua a través de ríos artificiales proporcionaría el abastecimiento necesario y una vía fluvial rápida que podría servir para dar vida y frescura a la zona, donde los alimentos sean suministrado y proporcionado por los hombres que lo producen, conseguir así uno de los principales objetivos del nuevo sistema 0% de paro. Una ciudad capaz de producir todo lo necesario que la humanidad necesita para su expansión, es una apuesta grande, pero menos complejo que el futuro que nos ofrecen, enfocar a las fuerzas armadas en un proyecto lógico a largo plazo es sin duda preparar una excursión con profesionales. El transporte, el control y seguimiento de los alimentos preservando su crecimiento natural sin intervención química o transgénica, la educación y la escolarización de todos los niños con una idea clara de lo que tenemos y queremos ser, las escuelas podrían estar abiertas los 365 días al año para atender las denuncias y dar cobijo al huérfano, la extracción de las materias primas y la gestión correcta de todos los recursos, la descontaminación del planeta y todos los residuos  que se han ido vertiendo sin control de estos últimos años, su labor podría ser enfocada al trabajo por objetivos ambiciosos demandados por el pueblo, que a los objetivos que estamos acostumbrados a verles hacer para los corruptos, todos los hombres nacerían siendo parte del sistema aun cuando sus oficios sea el de campesino, minero, pescador y obrero ya que las dificultades que podrían surgir desde un planteamiento común serian mínimas, pues estarían en régimen de demandadas por estrategias de crecimiento y no por las especulaciones de los mercados financieros.

Imaginemos una ciudad donde el enfoque de la producción sea para un único cliente, y este cliente sepa que trabajar a dos velocidades da la tranquilidad al sector que abastece de comida a la ciudad, el ganadero y el agricultor tendrían la vida asegurada y podría mantener un trabajo digno y con ganancias vendiendo su producto. Porque hoy son los ancianos, el padre, la madre soltera y el enfermo los que tienen que salvar la economía de unos gobiernos corruptos y no se lo merecen. Y Quizás sea así, porque tener a los hombres encargándose de las cosas de los hombres no sería la opción más adecuada para los especuladores.


domingo, 4 de diciembre de 2016

Un lugar.

194 Países con sus respectivas Políticas y Leyes, 6 Continentes contando la Antártida, 5 Océa-nos, 7.400.000.000 de habitantes registrados y 8 organismos internacionales, más un puñado de personajes que por desgracia muestran más importancia al agua de Marte que a la de su propio planeta, y lo peor de todo es que para la humanidad no hay un proyecto a largo plazo salvo la siembra que ofrecen de codicia y ordinariez a sus diferentes pueblos.

Europa está siendo invadida por la hipocresía y la desilusión de no ser un referente de equili-brio y serenidad, sus acciones demuestran cobardía y su posición ante los problemas es ines-table, han querido cerrar los ojos al pueblo con muros levantados en sus fronteras, dando dinero a terceros países para retener a una población diezmada por la guerra sin querer asegurarse si cumple con los tratados internacionales y con los derechos humanos, han satanizado a la emigración por no tener respuestas ni soluciones a los conflictos y su pánico solo se justifica benevolente hacia el capital privado, dándonos a entender que Europa no es un futuro seguro ni hegemónico para sus pueblos, sino el escenario perfecto para las cotizaciones en bolsa.

Es la primera vez que me voy a posicionar políticamente, y me catalogo como un Intelectual Social, cogeré la derecha si me interesa, y cogeré la izquierda si lo creo necesario, como si tengo que adaptar cosas con ideas comunistas, o hacerlas con el sistema Capitalista, y entiendo que la preservación de las razas es imperioso y acabar con las guerras y el hambre también, que presionar a la población para levantar la economía es injusto, cuando injustos son sus gobernantes, y que tirar la comida a la basura para mantener los precios no es inteligente ni humano, como la producción a gran escala de productos dañinos y perecederos para el medio ambiente tampoco lo es. El saber y ver que los líderes actúan con irresponsabilidad es entender que sus actos traerán consecuencias negativas, y eso no es de ser pesimista, sino realista, y Europa como el resto del mundo si no consigue fabricar un proyecto a largo plazo tendrá la misma suerte que cualquier empresa que no hace bien sus deberes. Yo propongo un proyecto común a largo plazo donde las prioridades sean la preservación de la vida, leyes comunes para todos los pueblos, educación y sanidad universal, con un único cliente para la producción y un trabajo digno para todos los hombres.

El planeta está sufriendo cambios, algo normal por ser un planeta vivo, pero el hombre está acelerando un mecanismo con consecuencias poco alentadoras, su forma de vivir y ver las cosas tienen la culpa de tales cambios, el deshielo, la humedad y la desertización son factores que empiezan a ser muy visibles, y atacar uno de ellos podría ser la solución para la humanidad. El Sahara con una superficie de 9.065.000 km2, es el lugar más árido del planeta y el escenario perfecto para albergar una ciudad donde gestione y produzca lo que la humanidad necesita para su expansión como pueblo. Un solo gobierno, un solo ejército y un solo pueblo formado por sus razas, costumbres y culturas será la solución.